lunes, 24 de marzo de 2008

Punteame


En el silencio comencé a recordar una melodía.
Arrullaba mis sentidos y los minutos parecían no fluir.
Mi cabeza se perdió en alguna historia que
alguna vez comencé a contar.
Los rayos del sol se ahogaron en el fondo
del mar y la oscuridad irrumpió en la ciudad.
Sentía el calor de tu cuerpo y el susurro de tus
palabras torturaba delicadamente mis oídos.
Tu sombra recorria mi cuerpo, pero creo
que no todo estaba bien, no debia ser así.
¿A quien engaño? ¡Era todo!
Es contigo, te he encontrado.
Únicamente para estar completa y sentirme
bien necesito ver tu sonrisa, aunque
siempre este en decadencia
Tu presencia siempre ha sido inmortal
siempre ha dejado rastro.
A veces quisiera estar alla.
Y mis errores me lo han prohibido.
No lo merezco, no debo.
Deseo estar sola y quisiera arrancar a pedazos
el pasado y que se aleje viajando en las
estrellas pero solo el tiempo lo hará.
Y ahora solo estoy aquí
has capturado las voces que
alguna vez te han lastimado.
Todo esto es real y las marcas perduran
he perdido la oportunidad de
juntar nuestros seres.
Tu has decidido matarme un largo tiempo
y mientras, llorabas en el frío de la inmensidad.
Jamás comprendí tus acciones, menos
tus palabras.