sábado, 10 de enero de 2009

Fetiche


Me queda un interminable brazo lleno de nada,
una piel sin significados batida entre hojas y polvo.
.
.
Se amontonan horas, carteles, espejos y canciones
bajo la mirada muerta de las estatuas;
alguien deberia tener el valor de morder esas mascaras,
de escribirles, de inflamarlas, de hablarles.
Sus oidos vomitan el hambre de perfeccion para que un dia,
con un pretexto cualquiera, te dibuje con su lengua y te meta
entre sus piernas.
El ave tenia razon, no valio la pena,
no eras mas que una libreta ya podrida.
No son mas que labios ebrios con 2O minutos de retraso,
dos pies impares dejandose aburridos.
No son mas que agujas venenosas despreciando a la realidad.
Quizas a la mañana siguiente una golondrina
se detenga a contemplar a aquella estatua y de fondo
una musica que se sueña borrada.
.
.
-Dia final-

2 comentarios:

Remembranzas en Silencio dijo...

ammmm pues te tardaste mucho y mmm... pues bueno encerio como le haces para escribir cosas tan buenas
aunque...
ese no sea tan buena como los demas jejejeje... bueno cuidate y te quiuero mucho ok?
ciao

Remembranzas en Silencio dijo...

pues is no estan bueno pero ammmm... escribes bien