jueves, 5 de febrero de 2009

V i d a s · P l a s t i c a s


Prometer.
No hay que dejar que nos detenga el mal tiempo,
que en todo momento menos es más.
Todo empezo cuando te descubri con los ojos
bien abiertos, y te pude ver.
Cuando no pensamos lento, y la
tranquilidad crispó sus nervios.
Te observo minuiciosamente, no vaya a
ser que te escondas bajo el nacimiento de un olvido.
Que peculiar aquel amanecer que
parecias ya no ser tan distante...
-¿Y si no es mío?-