martes, 23 de febrero de 2010

Recordatorio


Voy a pensarlo más de dos veces
antes de darte toda mi confianza.
Antes de hacerte todas las confesiones
que guarda mi vida.
Pero nunca te restringire las sonrisas.
Podrías llegar a sospechar que algo tramo.
Y la única verdad es que no quiero salir
lastimada por ti otra vez.
-Vida lenta-