sábado, 20 de marzo de 2010

Punto y entraste en coma


El último día que nos vimos, tus ojos no miraban igual.
Tenían la dirección fija en el centro de la tierra.
Tu mente se encontraba dispersa
en las partículas que te rodeaban.
Y no te mueves, pero sin embargo podemos
conversar telepaticamente.
Puedo besar tu piel que sólo me contesta bostezos.
No sé si estar desconsertada por tu emoción.
No sé si debo colorearte el alma para que tus
sentimientos vuelvan a crecer como flores en primavera.
Sé que debo permanecer contigo, no importa
si pasamos 999 días bajo la lluvia
Siempre y cuando lleguemos a nuestro destino.
Después nos podemos decir adiós, si quieres para siempre
o hasta en la otra vida.
-Enfermedades para toda una vida-

2 comentarios:

Cupcake Anorexic Pornstar dijo...

Dios, definitivamente amo como escribes *w* Tienes una fan aqui.

Ginah. dijo...

En simples palabras: me encanto.