sábado, 9 de abril de 2011

Existo más por ti que por mí.


Estoy cansada de mantenerte tan cerca y que estes tan lejos. No pude evitar llorar aquella noche mientras te tenía tomado de las manos porque sabía que te estaba perdiendo para siempre. Necesito que regresemos el tiempo porque aún eres parte de mí. Ojalá algún día pueda dejar de huirte porque te necesito.