viernes, 8 de febrero de 2008

Anestecia local


Ya no sabia que era lo que queria.
Comencé a correr, esperaba a que corriendo sin
parar se fuera a gastar el miedo que llevaba por dentro
Como sin con cada paso, dejara atrás un poco
de ese peso que no me dejaba respirar.
No sabia a donde ir, solo sabia que no podía detenerme
pues en el momento que lo hiciera recuperaría
la conciencia y empezaria a recordar aquella sensacion.
Me siento abandonada, todos lucen indiferentes ante
la situacion. ¿En algun momento alguien se dara cuenta de
las cosas? Segui corriendo sin rumbo fijo hasta que mis piernas
no dieron para mas, y cai al suelo.
Fume un cigarrillo. -no necesitaba mas-