lunes, 6 de octubre de 2008

Condena


Lo he olvidado.
Quizás necesite un respiro, puede que lo compre.
Divaguemos 3 minutos mas, ten por seguro
que ahí se nos puede ir la vida;
tan libre como siempre.
En concreto y sin rodeos..
Hay que pensar menos con la cabeza,
dejar la superstición, expresar nuestro plan suicida,
siempre y cuando este dentro de los límites de cordura.
Hay que admitir que encierra esa tendencia al delirio.

-¿Somos, estamos?
-Claro, siempre que comprendas que eres
semejanza de lo perfecto.
-....Soy perfecta
-Tu pensamiento tan erróneo, no cabe duda que estas.
-¿Se contradice?
-Solo cuando lo amerita o del punto donde lo veas.

Imagine el escape de alguna piel, sin tacto.
Acredita al alma una razón sin sentido.
¡No hay más! Ya terminaron los 3 minutos.
¿Se habrá dado cuenta como hablamos?



-Permite que me presente, NO SOY-