martes, 22 de diciembre de 2009

Restauracion


Voy a pedir una vida de silencio
por el aroma que escapa de tu cuerpo
y que jamas va a volver.
Seguro morira, igual que tu piel.
-Agua de rosas-