domingo, 10 de octubre de 2010

Imagíname sin ti


Un instante que no se olvida
y te deja vacío.
No sé de salvación.
La noche dejó abierta la jaula
y se escapó mi última inocencia.
¿Qué hare conmigo y con las sombras que me siguen?
Algún día me voy a cansar de huir.